domingo, 14 de diciembre de 2014

Misión Negra Hipólita promueve y acompaña proceso de inclusión de las personas en situación de calle





Caracas, 12 Dic. AVN.- Maikel Gadea Rodríguez, de 33 años de edad, es uno de los 45 hombres que vive en la Comunidad Terapéutica Socialista (CTS) Aquiles Nazoa, uno de los centros de atención, en Caracas, de la Fundación Misión Negra Hipólita.
Esta fundación posee en todo el país un total de 29 centros de atención, donde hombres y mujeres en situación de calle reciben una atención integral hasta ser reincorporados en labores para el buen vivir, luego de un proceso de rehabilitación y formación.
Cinco meses y dos días han pasado desde que Maikel ingresó a la CTS Aquiles Nazoa, espacio que, cuenta, se ha convertido en su familia.
"Tengo unos hermanos con los que comparto día a día, con los que comparto mi vida", manifestó Gadea Rodríguez, durante un parrandón navideño que organizó la Misión Negra Hipólita en su sede principal, en Caracas, para celebrar los logros de las más de 900 personas que son atendidas actualmente en este programa creado en 2006, por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.
En la actividad, la CTS Aquiles Nazoa ofreció un popurrí de canciones. Desde los tambores de la agrupación, Maikel deleitó a los presentes, junto a sus compañeros, al son de gaita zuliana y salsa.
Maikel comenta que desde que ingresó a la Misión Negra Hipólita aprendió a tener mayor autocontrol para evitar el consumo de drogas. En este punto, destacó el acompañamiento que ha recibido todo este tiempo por parte de un equipo tratante integrado por la directora de la CTS, el subdirerctor, una psicóloga y una trabajadora social.
Por un período de nueve meses, las personas en situación de calle que son acogidas por Negra Hipólita, reciben una rehabilitación y formación con énfasis en las que presentan problemas médicos, de adicción y patologías psiquiátricas. Luego de este proceso, son incorporadas a labores donde puedan destacarse según sus actitudes y aptitudes.
Desarrollo integral y socioproductivo
Luisa De Nobrega, directora de Inclusión Social de la Misión Negra Hipólita, destacó que desde que las personas en situación de calle son acogidas por la Misión, "se les asigna un psicólogo y un trabajador social, además de un docente general,  quien guía la incorporación a las misiones educativas".
Indicó que luego de nueve meses, aproximadamente, culmina el tratamiento de rehabilitación y formación y que, tras ser incorporados en el campo laboral,  reciben un acompañamiento de dos años, realizado por los especialistas de la Unidad de Seguimiento y Control de la Fundación.
"Cada ciudadano o ciudadana que sale de la CTS se incorpora laboralmente a una actividad y oficio como carpintería, también tenemos personas que están trabajando en alcaldías y el Ministerio (para Comunas y Movimientos Sociales)", detalló. 
De Nobrega hizo énfasis en que la Misión Negra Hipólita ha roto el mito de que las personas en situación de calles no tienen ningún tipo de virtud. "Eso no es así, nosotros nos hemos encontrado con artistas", destacó. 
Asimismo, Yorleny Da Silva, directora de la Comunidad Terapéutica Aquiles Nazoa, manifestó que en esta unidad se impulsan proyectos socioproductivos que incorporan a las personas que llegan a los centros de la Misión Negra Hipólita.
"Como actividad socioproductiva, en el centro tenemos una panadería y también hay siembra en mesa (organopónica). Lo que se adquiere de la siembra en mesa es para el consumo del centro", señaló Da Silva, tras acotar que la panadería de este centro ubicado en Quinta Crespo expende al público en general.
AVN 12/12/2014 16:31