martes, 10 de junio de 2014

Gobierno nacional aprobó Bs 1.590 millones a trabajadores de las industrias básicas de Bolívar






Caracas, 10 Jun. AVN.- El Gobierno nacional aprobó 1.590 millones de bolívares que se destinarán al pago de compromisos laborales de los trabajadores de las industrias básicas de ciudad Guayana, estado Bolívar, informó este lunes Ángel Marcano, presidente de la Corporación Venezolana del Aluminio y de CVG Alcasa.

En transmisión de Venezolana de Televisión, Marcano indicó que de este monto se han utilizado 145.000.000 de bolívares para el pago de los tickets de alimentación, caja de ahorro, sueldos y retroactivos a los trabajadores de CVG Alcasa.
"Nos aprobaron para el primer semestre de este año 1.590 millones de bolívares para honrar los beneficio de los trabajadores y hemos venido utilizando para pagos en CVG Alcasa, durante la semana pasada, 145.000.000 de bolívares", anunció.
Igualmente, señaló, está en discusión la aplicación de la curva salarial, que permite el cálculo de las remuneraciones de los trabajadores en función de sus competencias y atribuciones.
Marcano aclaró que CVG Alcasa, pionera en la fabricación de aluminio, "se encuentra en una etapa de adecuación tecnológica con cuatro grandes proyectos apalancados por en el Fondo Chino (Fondo de Cooperación Binacional para el Financiamiento de Proyectos en Venezuela) y en un período de tres años se podrá tener a la empresa en condiciones de ser autosuficiente y de cumplir con las contrataciones colectivas".
Indicó que actualmente la planta cuenta con un laminador nuevo, con el que se prevé producir cerca de 170.000 toneladas de aluminio por año.
"Este esfuerzo permitirá a Alcasa poder honrar los beneficios de los trabajadores sin necesidad del apoyo del Gobierno", dijo.
Asimismo, instó a los miembros del Sindicato de Trabajadores de CVG Alcasa (Sintralcasa), a discutir todos los temas que sean de interés y en beneficio de los trabajadores.
"Seguimos esperando al sindicato para debatir y que sean los trabajadores en definitiva quienes digan si quieren o no ingresar a la planta y que no se apliquen medidas de cierre de calle para tratar de impedir a los trabajadores que entren a la planta. El llamado es al diálogo en función del desarrollo y la autosustentabilidad del sector del aluminio", agregó.
 AVN 10/06/2014 16:50