jueves, 28 de noviembre de 2013

Gobierno Metropolitano: Una instancia creada para el desarrollo armónico de Caracas



Foto archivo  
Caracas, 27 Nov. AVN.- El Distrito Metropolitano de Caracas es una zona político-administrativa que tiene como objetivo coordinar el orden estructural, a través de la Alcaldía Mayor, del funcionamiento y desarrollo de los cinco municipios que la integran: Baruta, Chacao, El Hatillo y Sucre, del estado Miranda; y Libertador, del Distrito Capital.
Cada uno de estos municipios, que conforman el Distrito Metropolitano de Caracas, cuenta con un alcalde electo mediante el voto directo, secreto y universal. Así mismo es elegido el Alcalde o Alcaldesa Mayor, máximo responsable del Distrito Metropolitano. El actual alcalde es Antonio Ledezma, quien se encuentra involucrado es distintas irregularidades durante su gestión, vinculados en su mayoría con incidentes desestabilizadores en la ciudad.
El Alcalde Mayor, a través de su ayuntamiento, es capaz de controlar el desenvolvimiento de la Capital de Venezuela, conformada por los municipios antes mencionados, donde residen aproximadamente más de 3 millones de personas.
Sin embargo, el Alcade Mayor sólo tiene funciones de coordinación, debido a que la autoridad máxima recae en la Gobernación tanto del Gobierno del Distrito Capital, como de la gobernación de Miranda.
Según lo establecido en la Constitución Bolivariana de 1999, el propósito del Distrito Metropolitano es el de garantizar la organización, el crecimiento armónico y el desarrollo integral de la capital.
La principal función de la Alcaldía Mayor es la supervisión de los municipios mencionados en materia de Reglamentos, Normativas y Disposiciones ajustadas a sus juridicciones para solucionar problemas en la ciudad, activar planes de enlace con los diferentes Ministerios del Estado, en los casos de situaciones que sobrepasen los esfuerzos de las alcaldías.
El Distrito Metropolitano de Caracas se rige por la Ley Especial del Régimen Municipal a dos niveles del Área Metropolitana, goza de personalidad jurídica y autonomía dentro de los límites de la Constitución y la ley, y su representación la ejercen los órganos que determine la Carta Magna y la legislación, las cuales garantizan el carácter democrático y participativo de su gobierno.
En su estructura, se encuentra el Cabildo Metropolitano de Caracas, órgano que emite ordenanzas en el área Metropolitana de Caracas, que se creó en la Constitución Bolivariana de 1999. El cabildo debe ser integrado por 13 concejales electos en cada uno de los municipios que componen el Distrito.
Actualmente el cabildo es integrado por ocho concejales de partidos de derecha y cinco del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Por la derecha están: Alejandro Vivas, Freddy Guevara, Gladys Castillo, Luis Velásquez, Andrés Bello, Edinson Ferrer, y Máximo Sánchez.
Los otros cinco representantes del PSUV son: Alexander Nebreda, Marisela Boada, Richard Peñalver, Inmer Ruiz, y Deyanira Briceño.
Además del cabildo, la Alcaldía Mayor tiene injerencia sobre el cuerpo de Bomberos Metropolitanos, Protección Civil, Corporación de Servicios Metropolitanos, entre otros.
Entre las principales tareas del Gobierno Metropolitano están: Preservar el orden público y la seguridad de las personas y propiedades; Presentar al Cabildo Metropolitano el Proyecto de Presupuesto de Ingreso y Gastos para cada Ejercicio Fiscal; Gerenciar y coordinar las competencias metropolitanas para unificar las áreas de servicios públicos de interés común y fijar las tasas y tarifas por servicios; Promulgar las ordenanzas dictadas por el Cabildo Metropolitano; Rendir cuenta anual de su gestión al Contralor del Distrito Metropolitano; entre otras.
Además, entre las competencias establecidas por la ley, al Distrito Metropolitano corresponden el mantenimiento de acueductos, en coordinación con los servicios de distribución efectuados por los municipios; la distribución y venta de gas doméstico; la planificación y ordenación urbanística, la arquitectura civil y viviendas de interés social; la vialidad urbana, circulación y ordenación del tránsito de vehículos; los servicios de transporte urbano, en coordinación con los municipios; Protección Civil y servicios de prevención y lucha contra incendios, bomberos y medidas de previsión y mitigación de calamidades públicas; entre otras.
Consecuencias en la elección del Alcalde Metropolitano
Desde su creación en la Carta Magna, para la elección del Alcalde Mayor del Distrito Metropolitano de Caracas se han efectuado tres sufragios, dos ganados por las fuerzas revolucionarias y la más reciente adjudicada a la derecha.
Para el periodo 2000-2004 fue electo por el Movimiento V República, Alfredo Peña, quien luego traicionaría la confianza del pueblo que lo eligió para sumarse a sectores de la ultraderecha y participar activamente en intentos de magnicidio contra el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez; así como propiciar la masacre de Puente Llaguno y el golpe de Estado del 11 de abril de 2002.
Peña terminó prófugo de la justicia venezolana y reside en el extranjero. Se encuentra solicitado por la Policía Internacional (Interpol) a petición de la Fiscalía General de la República, por delitos de malversación de fondos y evasión de la justicia.
El siguiente Alcalde Mayor electo fue Juan Barreto, para el periodo 2004-2008 por el Movimiento V República, donde obtuvo una votación superior a 60%. Barreto fue uno de los principales colaboradores en la Capital para lograr el reacomodo de la economía informal en la ciudad junto al entonces alcalde de Caracas Freddy Bernal, con lo que se inició un nuevo ordenamiento y desarrollo de Caracas que actualmente continúa el burgomaestre del municipio Libertador, Jorge Rodríguez.
El tercer alcalde electo para esta instancia fue Antonio Ledezma, para el periodo 2008-2012, por el partido Alianza Bravo Pueblo. Desde el momento en que Ledezma asumió el cargo de Alcalde Metropolitano, tomó la decisión de despedir de manera arbitraria a más de 5.000 trabajadores que laboraron durante la gestión de Barreto.
A Ledezma se le acusa de mantener una persecución laboral contra 2.252 trabajadores chavistas desde que asumió la Alcaldía Metropolitana, quienes tienen orden del Ministerio del Trabajo de ser reenganchados y cobrar sueldos caídos, situación a la que se ha negado el actual alcalde, que se ha visto vinculado a nuevos intentos de desestabilización y auspicio de nuevas guarimbas por grupos extremistas como JAVU en la capital, sobre todo en los municipios Chacao, Baruta y Sucre, del estado Miranda, que son gobernados por sectores de la derecha, representada en los partidos Primero Justicia y Voluntad Popular.
Ledezma, de manera recurrente, mantiene además conversaciones con sus aliados en Estados Unidos, Israel, entre otros gobiernos que están en contra de la Revolución Bolivariana.
La historia reciente ha demostrado que el ayuntamiento metropolitano en manos de sectores antidemocráticos, puede convertirse en un espacio para promover la desestabilización y el caos en toda la ciudad. Sin embargo, el Gobierno Metropolitano, en la forma en la que está concebido, puede servir para el desarrollo integral y armonioso de la Capital si es administrado con una visión que busque integrar la gestión con todas las instancias y niveles de gobierno.
AVN 27/11/2013 12:24