jueves, 26 de septiembre de 2013

Morales: No puede haber paz mientras prive el negocio de la guerra





Caracas, 25 Sep. AVN.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, sostuvo este miércoles que mientras prive el negocio de la guerra, no habrá justicia, ni igualdad ni soberanía para los pueblos.
Durante su intervención en la 68º Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que se efectúa en Nueva York, Estados Unidos, refirió que un país que se dice llamar democrático no puede generar y alentar guerras.
"Los que deciden las guerras son las grandes industrias de armamento, el sistema financiero y las empresas petroleras. La plutocracia ha sustituido la democracia. El gobierno de los ricos y poderosos define el estilo del mundo", dijo Morales, en referencia a la posible intervención militar de Estados Unidos en Siria, ante lo cual acotó que se está enfrentando "no sólo un nuevo momento de reparto imperial y geopolítico", sino también la colonización espacial como un delirio de los últimos tiempos.
"Los que se creen dueños del mundo nos han dicho que su poder no tiene límites y que pueden intervenir donde se les antoje. Mi pregunta es entonces: ¿Para qué sirve las Naciones Unidas, los tratados, los convenios y el multilateralismo?", continuó Morales, quien criticó los gastos militares, de intervención y de espionaje del gobierno de Estados Unidos, mientras ciudadanos estadounidenses viven en calles y están sin trabajo.
También rechazó la postura de de la administración norteamericana en torno a la violación de los derechos humanos y las torturas a sindicalistas, quienes "no comparten con el imperio las políticas del capitalismo".
"Aquí no pueden haber dueños del mundo. Se equivocan", sentenció el mandatario boliviano; al tiempo que acotó que el terrorismo no se combate con más gasto militar ni con intervenciones unitalaterales y militares, sino con educación, política y justicia social.
Dijo que el capitalismo quiere salvar su crisis con guerras e intervenciones armadas, y se preguntó a quién benefician estos conflictos armados y en manos de quién quedan los países intervenidos.
"Mientras unos trabajamos para acabar la pobreza, en búsqueda de una paz en justicia social, algunas potencias promueven guerras, conflictos armados e intervenciones militares sin respetar organismos internacionales", expresó Morales.
"Nosotros como pueblos marginados y saqueados de nuestros recursos naturales por los imperios de turno, nos preguntamos: ¿de qué democracia, paz y justicia social nos hablan algunos presidentes que vienen acá (a las Naciones Unidas)?", dijo Morales, quien resaltó el esfuerzo de Bolivia para avanzar y superar las medidas imperiales que se tomaron en la nación suramericana años atrás.
Ante esto, planteó la necesidad de cambiar la sede las Naciones Unidas a un país que haya ratificado todos los convenios de este organismo.
Morales sostuvo que los presidentes que están en contra del capitalismo y del imperialismo se sienten amenazados, amedrentados y chantajeados con la entrega de visas por parte del gobierno de Estados Unidos, al asistir a las Naciones Unidas.
Salida al mar
El presidente boliviano se refirió al derecho soberano de su país para recuperar una salida al mar, perdida tras la Guerra del Pacífico ocurrida en 1879.
Expresó que tras diversos encuentros entre mandatarios bolivianos y chilenos, no ha habido una propuesta oficializada a este derecho "irrenunciable de los bolivianos". También manifestó la intención de Bolivia de solucionar este conflicto de forma pacífica.
Con respecto a las declaraciones y contradicciones del presidente de Chile, Sebastián Piñera, en torno a este tema, Morales rememoró diversas alocuciones de Piñera en foros y encuentros internacionales.
Al respecto, recordó que en septiembre de 2010, en la asamblea general de las Naciones Unidas, en Nueva York, Piñera afirmó que "los tratados son inviolables y no se tocan"; mientras que el 28 de enero de 2013 en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (Celac), dijo: "Por supuesto que los tratados se pueden perfeccionar".
Acotó que el presidente de Chile, el 17 de noviembre de 2011, afirmó: "Chile hará respetar no sólo los tratados que ha firmado, sino su soberanía, con toda la fuerza del mundo"; y el 28 de enero de 2013 en la cumbre del Cela, sostuvo que "la soberanía no se negocia, excepto por intereses económicos".
AVN 25/09/2013 19:20